Terapia Cráneosacral

La Terapia Craneosacral es una terapia manual, sutil, profunda y no invasiva que ayuda a restablecer el equilibrio psicosomático y a potenciar nuestra capacidad inherente de mantenernos sanos.


La terapia cráneosacral es un trabajo corporal que facilita que integremos los diferentes niveles: cuerpo, mente y emociones, y que trata los traumas físicos y emocionales a la vez.

Como su nombre lo indica, trabaja directamente con el sistema cráneo-sacral, el cual está compuesto por las membranas (meninges) y el fluido cefalorraquídeo que rodea y protege al cerebro y la médula espinal. El sistema cráneosacral está íntimamente relacionado con los sistemas: nervioso, respiratorio, musculo-esquelético, endocrino y vascular. Induce a la persona en un estado de relajación, permitiéndole tomar conciencia del cómo, cuándo, dónde y qué ha causado el problema médico asociado al dolor y la disfunción (ansiedad, hernias discales, migrañas, bruxismo, fatiga crónica, asma…).

El terapeuta actúa directamente sobre el sistema cráneo-sacral y los tejidos, ayudando a la persona a ubicar y liberar las tensiones para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso central.

¿Para qué sirve?
Es eficaz para la atención de una amplia índole médica asociada al dolor y la disfunción. Entre ellas: alergias, alteraciones motoras y de coordinación, ansiedad, asma, bronquitis, bruxismo, cefaleas, desórdenes del Sistema Nervioso Central, dolor articular, dolor crónico de cuello y espalda, dolor y tensión, escoliosis, estrés, fatiga crónica, hernia discal, insomnio, lesiones deportivas, lesiones traumáticas cerebrales y medulares, migrañas, problemas digestivos, síndromes de estrés post-traumático, trastornos de aprendizaje, trastornos emocionales...


Especialista:
Ricard Blasco


Correo electrónico